Llevar a cabo la Representación de la Pasión de Cristo le cuesta menos a la delegación Iztapalapa que un concierto de Tatiana y del grupo Moderatto por el Día del Niño.

La demarcación gastó diez millones de pesos en el Festival Infantil Niños de Iztapalapa, realizado el pasado 28 de abril, en comparación con los siete millones que, según el delegado Jesús Valencia, se invierten en la procesión religiosa catalogada como Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México.

En la sesión el pleno del Instituto de Acceso a la Información (InfoDF) se discutieron estos gastos realizados por la administración perredista ante su negativa a dar a un solicitante de información el contrato en archivo electrónico por los servicios de los artistas.

El contrato fue entregado al InfoDF como parte del recurso de revisión, pero la delegación entregó los gastos totales del evento sin desglosar la petición en el contrato  IZTP/DGA/AD-C14/195/2014 del que Excélsiorobtuvo copia vía solicitud de transparencia.

Según la información, los  nueve millones 999 mil 99  pesos abarcó un desfile, baños removibles, escenografía, efectos especiales de burbujas, la renta de una camioneta de arrastre, gasolina, gastos de desmontaje, 100 globos multicolor, papirotecnia, serpentinas, un escuadrón acrobático de motociclistas, juegos de feria, comparsas, botargas, malabaristas, acróbatas, camerinos y los dos artistas.

Este gasto supera la inversión en otros programas de la demarcación, como la instalación de GPS para 140 pipas y el sistema de firma electrónica para vecinos que reciben agua potable, y que costó nueve millones.

Con un millón de pesos se puede entregar una pensión universal a 946 adultos mayores o 11 viviendas de 90 mil pesos, similares a las que entregó el 20 de septiembre el jefe de Gobierno en Iztapalapa.

Según fuentes cercanas a los promotores de Tatiana, ella cobra por espectáculo entre 300 mil y 500 mil pesos.

BJ reincide en omisión

La delegación Benito Juárez volvió a omitir entregar vía transpaencia el listado de construcciones realizadas en 2014.

En una solicitud de información, se le solicitó el número de casas habitación que están en proceso de edificarse o que ya finalizó su construcción entre enero y junio, pero la demarcación argumentó que le fue robado el equipo de cómputo en donde estaban esos datos.

Esta respuesta ha sido constante en las discusiones de revisiones de recursos en el pleno del InfoDF, por lo que ya se le ha notificado que deben tener los contratos en físico, y que, por ser entes obligados a entregar información, deben mostrar los contratos.