La consulta organizada por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador colocó un clavo más al ataúd del Nuevo Aeropuerto en la Ciudad de México (NAIM) ubicado en Texcoco, lo que prendió las alertas en el país de los costos que implicaría la cancelación del proyecto.

De acuerdo con el sitio oficial del NAIM, el proyecto ya reportaba un avance de 32.15 por ciento, por lo que al materializarse la cancelación del aeropuerto las pérdidas podrían ascender a los 120 mil millones de pesos, según un reporte de Grupo Financiero Monex y estimaciones de otras corredurías, como UBS Citibanamex, entre otras.

Al respecto, Javier Jiménez Espriú, próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) estima que al menos 40 mil millones de pesos están considerados como pérdidas irrecuperables, debido a que ese dinero ya sea había gastado en insumos y en obras ya ejecutadas, mientras que el resto será entregado a proveedores e inversionistas a través de distintos mecanismos.

A pesar de que el próximo titular del ejecutivo, ha señalado que recibirá un país en bancarrota, el dinero que se invirtió en el NAIM no es una cantidad menor, por lo que dicho monto tendría que verse en proporción con distintas variables para considerar su impacto económico.

Con un tipo de cambio de 20.13 pesos por dólar, el monto de pérdidas estimado de 120 mil millones de pesos es igual a unos 5 mil 959 millones de dólares, lo que equivale a:

Con información de El Financiero