Los agentes fronterizos de Estados Unidos están pidiendo a los viajeros acceso a sus teléfonos móviles para revisar redes sociales, correos electrónicos, mensajes de texto, fotografías y vídeos, según un informó ayer la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Esta estrategia, de la que informó inicialmente NBC, afirma que las autoridades han adoptado técnicas más agresivas en los últimos dos años debido a algunos incidentes registrados en 2015 y 2016, cuando el FBI y otras agencias gubernamentales no lograron detener a ciudadanos estadounidenses, potencialmente peligrosos.

Más información aquí