El estado de California está en grave riesgo de hundimiento debido a la extracción de agua subterránea que se produce de forma excesiva desde la década de los años 20. Por esto, el Valle de San Joaquín ha descendido 8,5 metros, lo que pone en peligro las infraestructuras y el suministro de agua en el futuro.

Desde la década de los 20, las acciones de los humanos está provocando que en el Valle Central de California (Estados Unidos) se esté hundiendo por la extracción de agua subterránea, según ha publicado un informe del Laboratorio de Propulsión a Reacción.

“El hundimiento, a largo plazo, es una preocupación seria y desafiante para los administradores locales del agua, poniendo en severo riesgo los acueductos, puentes y carreteras”, informan desde la Nasa. “El hundimiento puede reducir el almacenamiento de agua subterránea y amenaza el suministro de agua en el futuro”.

El hundimiento más significativo se produjo en dos cuencas localizadas cercas de las ciudades de Chowchilla, al sur de Merced y en Corcoran, al norte de Bakersfield. En el primero, se hundió en torno a 0,6 metros mientras que el otro unos 41 centímetros. También se midieron otros hundimientos, en pequeñas cantidades, en el valle de Sacramento cerca de David y Arbuckle, en torno a 15 centímetros.

Además, California como otros estados del país, están sufriendo una sequía, y dado que el agua dulce se obtiene de la extracción subterránea, el problema se incrementa. Por este método de extracción, el Valle de San Joaquín ha descendido 8,5 metros desde el siglo pasado.

Con informacion de Excelsior