En enero de 2017, las tarifas eléctricas para los clientes domésticos de bajo consumo no se elevarán, se mantendrán sin cambio respecto al mes previo, aún con el aumento en los precios de los combustibles que se usan para generar energía eléctrica, informó la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Cerca de 99 por ciento de los hogares en México se ubican en el rango de aplicación de esta tarifa, lo que equivale a cerca de 35.5 millones usuarios de esta empresa, añadió en un comunicado.

Recordó que esta tarifa subía 4.0 por ciento cada año, desde 2006 y hasta 2014, pero derivado de la reforma energética, hubo una baja de 2.0 por ciento en el precio de la luz en 2015 y otro 2.0 por ciento en 2016.

De esta manera, en enero de 2017, las tarifas domésticas de bajo consumo registran 25 meses consecutivos sin incrementos y suman reducciones por alrededor de 4.0 por ciento de diciembre de 2014 al primer mes de este año.

Explicó que en enero de 2017 las tarifas para el sector industrial aumentarían entre 3.7 y 4.5 por ciento en comparación con diciembre de 2016, mientras que, para el sector comercial, incrementarían entre 2.6 por ciento y 3.5 por ciento en el mismo periodo, abundó.

En tanto, la tarifa de uso doméstico de alto consumo (tarifa DAC) registra un aumento marginal de 2.6 por ciento de diciembre de 2016 a enero de 2017.

Estos precios son los utilizados en la fórmula determinada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para calcular las tarifas eléctricas.

Vía Excélsior