El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó por unanimidad la integración del Organismo Público Local del estado de Querétaro.

 

La nueva autoridad electoral local está conformada por:

 

QUERÉTARORomero Altamirano GerardoConsejer(a) Presidente7 años
Vado Grajales Luis OctavioConsejer(a) Electoral6 años
Elías Calles Cantú Yolanda
Morales Martínez Gema Nayeli
Benítes Doncel Gabriela3 años
Escoto Cabrera Jazmín
Uribe Cabrera Jesús

 

El INE garantizó en todo momento que este Organismos Público Local mantuviera la equidad de género, al nombrar 3 hombres y cuatro mujeres.

 

Al respecto, Lorenzo Córdova, Consejero Presidente del INE, enfatizó que en este procedimiento no hay cuotas ni sesgos partidistas, pues la designación de cada aspirante sólo es producto de sus conocimientos, trayectoria profesional, así como de la valoración  de su pertenencia e idoneidad.

 

El Consejero Marco Baños, Presidente de la Comisión de Vinculación con Organismos Públicos Locales, mencionó que éste ha  sido un procedimiento largo y complejo, siempre colegiado, esencialmente transparente, con reglas claras y con resultados de cada etapa disponibles a la vista de todos.

 

El Consejero Electoral Ciro Murayama enfatizó que los responsables de este nombramiento son los Consejeros, y “si hay errores serán nuestros y de nadie más” pero –agregó- “prefiero un error propio en defensa de la autonomía del INE, que el acierto de un actor político confeccionando listas de consejeros electorales o poniéndonos nombres puntuales”.

 

El Consejero Enrique Andrade destacó que miembros del sector privado, de la sociedad civil y de organizaciones no gubernamentales también forman parte de los ciudadanos seleccionados, lo que imprime mayor pluralidad a los organismos y enriquece en gran medida la discusión y deliberación en estos órganos colegiados.

 

La Consejera Electoral Adriana Favela refirió que con la aprobación de este acuerdo, el Instituto honra la confianza que la ciudadanía depositó en las y los Consejeros del INE, ya que este es el resultado de una convocatoria abierta, incluyente y “en la cual no tendrían que tener ningún lazo de índole político”.

 

El Consejero Arturo Sánchez destacó que el trabajo del INE con los OPLES no termina en su designación, sino que las Consejeras y Consejeros del Instituto tendrán la responsabilidad de vigilar su imparcialidad, que no sean negligentes, vigilar que no sean ineptos, supervisar todas las acciones que desarrollen y “si se equivocan, tenemos la obligación de removerlos”.

 

La Consejera Pamela San Martín, explicó en su intervención que si bien en la propuesta presentada al Consejo General se encontraban muchas ciudadanas y ciudadanos de una gran valía; no podía compartir la totalidad de las integraciones en su conjunto, pues en algunos casos, no reflejan la pluralidad de las visiones, trayectorias y perfiles existentes en una entidad y, en otros, priorizan la valía técnica, sobre el trabajo, la trayectoria, el perfil y la experiencia de otros de los aspirantes que contendían en el  proceso de selección.

 

El Consejero Javier Santiago agregó que si bien los Consejeros no lograron el mejor equilibrio político en la integración de cada organismo local, se deben privilegiar las razones y argumentos respecto a cómo se tomaron las decisiones, y no las descalificaciones.

 

La Consejera Beatriz Galindo refirió que el Consejo General del INE cumple el mandato constitucional a partir de criterios personales diferenciados, pero con un compromiso común y profesional hacia el deber; y se evita la intromisión política en la conducta de los asuntos cívicos de las entidades federativas.

 

El Consejero Roberto Ruiz, mencionó que para evaluar el éxito de la reforma en cuanto a mejorar la calidad de los procesos electorales locales, así como  la designación de los consejeros y consejeras de los estados, tanto sociedad como actores políticos necesitarán tiempo para ver sus méritos.

 

El Consejero Benito Nacif ratificó que “a ninguno de estos Consejos Generales se les extiende un cheque en blanco”, ya que estos operarán en condiciones institucionales, que permiten el ejercicio imparcial y autónomo del cargo; sin embargo, invitó a confiar en las instituciones que se integran para así fortalecerlas.