Aviones de guerra de origen desconocido atacaron hoy las inmediaciones de un “centro médico” en la ciudad de Jan Shijún, en el sur de la provincia septentrional siria de Idleb, horas después de que esta urbe fuera blanco de un supuesto ataque químico, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Más de 100 personas murieron y decenas resultaron heridas este martes en un supuesto bombardeo químico en la ciudad de Jan Shijún, en el sur de la provincia septentrional siria de Idleb, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y la Unión de Organizaciones de Asistencia Médica y de Socorro (UOSSM).

La ONG, que citó fuentes médicas y activistas, apuntó que algunos de los heridos en el ataque perpetrado por aviones no identificados presentaban síntomas de asfixia, vómitos y dificultades para respirar.

El Observatorio no descartó que el número de fallecidos aumente porque hay heridos en estado grave.

Horas después del primero, se ha producido un segundo ataque a un mercado en la misma provincia, que ha dejado al menos ocho muertos.

La ONG añadió que hubo también hubo bombardeos en otras zonas de Idleb, como Yisr al Shogur, donde perecieron cinco personas y otras quince resultaron heridas.

Asimismo, informaron de un ataque realizado por las fuerzas del régimen sirio en el pueblo de Quqfin, en el sur de Idleb, en el que al menos dos niños perdieron la vida.