Todos los males de la democracia pueden curarse con más democracia.

Alfred Emanuel Smith

Se acercan las elecciones del 2018, a menos de un año de que se disputen en el ámbito local, diputaciones y presidencias municipales y en el ámbito federal, senadurías y diputaciones, los ánimos comienzan a caldearse, se comienzan a armar los equipos y los directores técnicos, Pancho Domínguez por parte del PAN y José Calzada por parte del PRI, analizan los perfiles que ocuparán las boletas.

Tal vez la posición que más llama la atención sobre todo entre los panistas es el Senado de la República ¿Por qué? Pues la cámara alta ha sido al menos en las pasadas dos elecciones el semillero de gobernadores, José Calzada y Pancho Domínguez ocuparon una curul en la cámara alta que muchos creen los proyectó para ganar sus respectivas elecciones estatales en 2009 y 2014.Es por eso que resulta muy interesante la posición ¿Pero por qué más para los panistas? En Querétaro solemos votar en cascada en cuanto a las posiciones legislativas se refiere por lo que el PAN le apuesta a la pésima imagen que en estos momentos tiene la marca PRI a nivel federal y a que los queretanos votemos por la continuidad, además hay un gran factor en juego y se llama Ricardo Anaya, si el queretano logra amarrar la candidatura presidencial por el blanquiazul, es muy probable que lo logre, entonces el PAN a nivel estatal tendrá aún más proyección y muy probablemente acumulará más votos sólo por la idea y posibilidad de tener al primer presidente queretano en la historia del país.

¿Pero por qué están tan seguros de que el Senado es el camino?

En este proceso electoral por primera vez en los tiempos modernos del país existe la posibilidad de la reelección para presidentes municipales y diputados, el escenario cambia, en lo personal considero que es arriesgado pensar que en el 2018 una posición en el Senado aseguraría la gubernatura en el 2021, en el caso de Mauricio Kuri quien se enfila a ser el elegido para buscar la elección a senador por parte del PAN representaría renunciar antes de que termine su gestión para buscar el Senado a considerar que la gente cada vez ve con peores ojos el “chapulineo” entre puesto y puesto, suponiendo que esto no sea factor decisivo y Kuri o cualquier otro personaje que hoy ocupe una presidencia municipal llegue al Senado vendrá el gran reto de no diluirse entre los 127 senadores restantes, muchos de ellos viejos lobos de mar que acapararán los reflectores, por otro lado se debe considerar que como presidente municipal se emplea, aunque el sueldo lo pague el erario, a miles de personas, mientras que como senador a duras penas  podrán llevar a entre 5 y 10 miembros de su equipo, esto puede generar una desbandada en el equipo pues no podrán quedarse dos años sin trabajar, y por último muchos comentan que las presidencias municipales desgastan, y sí, generan un constante desgaste político, físico e incluso familiar pero también dan la oportunidad de estar un día sí y otro también en medios de comunicación locales, dando entrevistas, dando a conocer logros, debatiendo etc. Desde el senado se puede hacer en una mucho menor medida.

Con esto no digo que llegar al senado imposibilite a quien llegue a ser gobernador del estado, simplemente creo que la reelección es un nuevo elemento que se debe considerar, no se puede desdeñar con facilidad y sí analizar la proyección que puede dar de cara al 2018.

El Pilón

Hablando del 2018 en el PAN las cartas fuertes son Luis Bernardo Nava para buscar la presidencia municipal de la capital y Mauricio Kuri para buscar llegar al senado, el primero tiene una aduana muy compleja pues dependerá de los resultados que entregue en materia de transporte que podrá consolidar su posición, mientras que Kuri avanza a buen paso con un alto nivel de aprobación entre sus gobernados.

 

Carlos Vinicio Arredondo

@CarlosVinicioAR