El desarrollo comercial y habitacional Central Park, ubicado al sur de la capital de Querétaro, mantiene un adeudo de cerca de 25 millones de pesos por impuesto predial no pagado de 2016 a la fecha.

Por este motivo, el municipio de Querétaro el año pasado aplicó un embargo precautorio al inmueble, que sigue en efecto hasta que los propietarios del desarrollo se pongan al corriente.

Central Park está compuesto por un área comercial y de servicios, así como una zona residencial, las cuales forman una Unidad Condominal Maestra, en una superficie aproximada de 76 mil metros cuadrados, que fue constituida y detonada por la empresa desarrolladora Citicapital y el Grupo Financiero Monex.

“Es el asentamiento irregular más caro que tiene el estado de Querétaro por el valor de las operaciones que se han llevado a cabo ahí de manera irregular”, comentó el secretario de Finanzas Municipales, Francisco José Martínez Domínguez.

Central Park corresponde a dos claves catastrales, aunque no se ha constituido formalmente el condominio.

El secretario consideró que los dueños de los predios tendrían que ponerse al corriente en el pago del impuesto predial, posteriormente realizar el trámite para constituirse como un condominio y finalmente realizar los traslados de dominio de cada propietario de departamentos y oficinas.

Con información de El Financiero.