Recientemente la rana Kermit, conocida en México como la Rana René, ha acaparado la atención de las redes sociales y la comunidad cibernética debido a la infinidad de memes que ha protagonizado y que se comparten de manera viral.

Cuántos de nosotros no hemos leído frases como: “A veces me dan ganas de irme lejos, pero luego recuerdo que no tengo un sólo peso y se me pasa”, “A veces me siento viejo, pero luego veo que mis amigos se ven más acabados y se me pasa”, o qué decir de “A veces quisiera ir a verte, pero luego recuerdo que vives lejos y se me pasa”.

Existen infinidad de usos que los usuarios de la red han hecho de este personaje de Los Muppets para expresar alguna inconformidad, sentimiento o frustración, pero ¿cuál es el origen de esta serie de memes que utilizan a la Rana René como protagonista de las redes sociales? Todo se remonta a principios de este año en Estados Unidos.

Un usuario de la red de fotografía Instagram comenzó a utilizar imágenes del personaje para expresar su inconformidad aderezándolas con el hashtag o etiqueta #Myfacewhen… (#Micaracuando…).

A la gente le pareció sumamente atractivo el personaje y poco a poco empezaron a compartirlo en las diferentes redes sociales, como Facebook, Twitter e Instagram, así como en páginas de entretenimiento como 9GAG.

En pocos meses comenzaron a aparecer infinidad de imágenes sobre este muppet y las etiquetas fueron cambiando, dependiendo del contexto o las situaciones.

Uno de los memes más famosos de Estados Unidos fue en el que se veía a la Rana René de perfil, bebiendo una taza de té caliente, mientras evidenciaba alguna situación y cerraba la frase con el hashtag #thatsnoneofmybusiness (#Noesmiasunto).

Gracias a su fama comenzaron a circular cuentas como @kermitbelike y @ thatsnoneofmybusinesstho, mismas que un par de días después de su aparición registraron poco más de 130 mil seguidores.

Esta viralización traspasó fronteras y llegó a México, donde el ingenio se hizo presente con los memes de la Rana René, abordando temas políticos, económicos, sociales y culturales de nuestro país.

El lenguaje no fue ningún impedimento y esta rana comenzó a tropicalizarse con la frase “A veces quisiera… pero luego se me pasa”.

Esta frase venía acompañada con imágenes de la Rana René en distintas posiciones.

Está aquella en la que se le ve de espaldas, viendo hacia Nueva York; en la que está tomando el té (imagen muy usada en la Unión Americana), sentada en una banqueta con semblante triste, recostada con las manos en la barbilla o en la que se le ve tirada en el suelo agarrando una botella de cerveza.

A pesar de que este meme se viralizó y causó la risa de miles de usuarios, poco a poco se percibió el descontento de una parte de la comunidad que comenzó a desaprobar el uso exagerado de René.

Para contrarrestar esta ola de memes muchos cibernautas comenzaron a poner imágenes de la rana amarrada de pies, manos y boca para dejar entrever que era mejor que este personaje se quedara callado.

De igual manera se apreciaron memes de un Batman que abofetea a Kermit cuando emite su conocida frase de “A veces quisiera… pero luego se me pasa”, haciendo alusión a ese viejo meme en que el súper héroe golpea a Robin cuando dice algo sin sentido.