La policía rusa desactivó hoy un artefacto explosivo en un apartamento de San Petersburgo donde vivían los presuntos cómplices del terrorista suicida que el pasado lunes mató con una bomba a catorce personas en el metro de esa ciudad. Informó el Excélsior.

“El artefacto ha sido desactivado y los malhechores detenidos”, dijo a los periodistas el jefe del distrito donde se encuentra el apartamento.”

El Comité de Instrucción (CI) de Rusia, la autoridad que investiga el atentado, informó hoy de la detención de varias personas que tuvieron contactos con Akbarzhon Dzhalílov, el presunto autor del atentado, oriundo de la república centroasiática de Kirguistán pero nacionalizado ruso.

Más información aquí