Anoche, desde el balcón central de Palacio Nacional, el presidente Enrique Peña Nietoencabezó la ceremonia por el 204 aniversario de la Independencia de México.

En punto de las 23:00 horas, el mandatario se presentó ante una Plaza de la Constitución llena y cumplió con la tradición de dar el Grito para celebrar el inicio de la guerra de independencia.

Fue un acto sobrio. El presidente Peña Nieto se colocó la banda presidencial en su despacho. Ahí estaban su esposa Angélica Rivera y el jefe del Estado Mayor Presidencial, general Roberto Miranda.

Llevó del brazo a la primera dama y fue escoltado por el jefe militar, cruzó los salones Verde, Azul, Morado, Recepciones y Embajadores, donde tomó la Bandera Nacional y salió a balcón.

A las 22:45 horas una banda de guerra hizo sonar las trompetas y tambores que retumbaron en la Plaza de la Constitución.

Tres minutos antes de las 11 de la noche se escuchó el Himno Nacional mientras una escolta de la Heroica Escuela Naval Militar portó la Bandera Nacional hasta el Salón Embajadores, donde esperó al Presidente de la República y le entregó el lábaro patrio.

Cuando el presidente Peña Nieto salió al balcón principal de Palacio Nacional tocó cuatro veces la campana de Dolores, entonces arengó frente a la multitud:

“Mexicanos, vivan los héroes que nos dieron patria y libertad, viva Hidalgo, viva Morelos, viva Josefa Ortiz de Domínguez, viva Allende, viva Aldama, viva Galeana, viva Matamoros, viva Guerrero, viva la Independencia Nacional, viva México, viva México, viva México”.

Luego hizo sonar la campana otras cuatro veces y ondeó la bandera en 20 ocasiones de izquierda a derecha.

A su lado, su esposa Angélica Rivera y detrás de ellos, la escolta de cadetes marinos. Luego entonó el Himno Nacional.

A las 22:31 horas, el Presidente dio el Grito vía Twitter, en @EPN. “Vivan los héroes que nos dieron Patria y Libertad! ¡Viva esta gran nación que nos une! ¡Viva México”.

Al cierre de la edición, el gabinete legal y ampliado, mandos militares, integrantes de la sociedad civil, artistas y deportistas esperaban al mandatario en el patio central para disfrutar del convivio.