El gobierno de Estados Unidos confirmó que el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera fue extraditado por el gobierno de Enrique Peña Nieto a la Unión Americana, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, implementado por el Ejército mexicano, la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) y la Policía Federal (PF).

La Procuraduría General de la República entrego  a Joaquín “El Chapo” Guzmán, después de que el Quinto Tribual Colegiado en materia Penal de la Ciudad de México le negara el amparo contra su extradición.

A bordo de un helicóptero, custodiado por aire y tierra, fue llevado del Centro Federal de Rehabilitación Social (Cefereso) 9 Norte al Aeropuerto Internacional de Ciudad Juárez, Chihuahua; donde quedó bajo custodia de agentes de la DEA; el avión partió a las 16:31  horas hacia Nueva York.

La Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE) informó que el gobierno de los Estados Unidos solicitó consentimiento para juzgar a Guzmán Loera, por delito adicionales a los acordados el 20 de mayo del 2016, en virtud de un proceso abierto ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Este de Nueva York.

En un comunicado, la cancillería indicó que para ello, el gobierno de la Unión Americana presento una solicitud formal conforme al Tratado de Extradición entre ambos países.

La corte del Distrito de California requirió a “El Chapo” por el delito de asociación delictuosa por importar y poseer, con intención de distribuir cocaína. Mientras que la corte Federal para el Distrito Oeste de la ciudad de Texas busca enjuiciar al capo por los delitos de asociación delictuosa, delincuencia organizada, contra la salud, lavado de dinero, homicidio y posesión de armas de fuego. El delito de homicidio se castiga en Texas con pena de muerte.

La SRE detalló que como parte de dicha solicitud, el gobierno estadounidense otorgó garantías suficientes respecto de que no impondrá la pena de muerte, o de caso de ser impuesta, ésta no será ejecutada a “El Chapo”.

El narcotraficante también efrenta cargos en las Cortes de Distrito de Arizona y Chicago, ésta última con acusaciones similares a las de Nueva York.

En otro comunicado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos agradeció al Gobierno mexicano la cooperación y asistencia para asegurar la extradición del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, quien enfrenta seis cargos criminales en ese país.