Con el fin de preservarlos del delito, la Procuraduría General de la República (PGR) aseguró mil 120 obras de arte y bienes históricos desde 2006 a 2013… pero no sabe dónde están.

Pinturas atribuidas o con supuestas firmas de Diego Rivera, Rufino Tamayo, el Dr. Atl e incluso Gustav Klimt, además de piezas arqueológicas, esculturas y objetos de arte sacro, forman parte del patrimonio cuyo paradero actual desconoce la PGR.

De acuerdo con lo dispuesto por la Ley, los bienes debieron haber llegado a la custodia del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), que depende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, pero ambas dependencias tienen cifras diferentes.