Facebook analiza los enlaces e imágenes que intercambian los usuarios de su servicio de mensajería Messenger, con el objetivo de confirmar que estos contenidos se adaptan a las normas de uso de la plataforma. La red social ha defendido que estos datos no son utilizados con fines publicitarios. Informó Excélsior.

Facebook ha reconocido a Bloomberg que analiza los enlaces e imágenes intercambiados a través de Messenger y lee los chats que son marcados como inapropiados por parte de usuarios de la herramienta de chat, con el objetivo de verificar que el contenido se adapta a las reglas de la plataforma. En aquellos casos en los que no lo hace, es eliminado o bloqueado.

En una entrevista a varios medios internacionales, el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, ha admitido que la red social impide que se difundan mensajes sensacionalistas a través de la aplicación de Messenger. El citado medio ha relatado que las palabras del directivo han generado el descontento de varios usuarios, en un contexto en el que la compañía todavía está afrontando el escándalo de Cambridge Analytica y la filtración masiva de datos personales.

Más información aquí