El presidente Donald Trump tuvo un ingreso de 153 millones de dólares en 2005 y pagó 36.5 millones de dólares en impuestos ese mismo año, pagando una tasa de casi 25% gracias a un gravámen que desde entonces él mismo ha tratado de eliminar, de acuerdo con documentos tributarios recién difundidos. Mencionó el Excelsior.

La declaración de impuestos de Trump muestra que el entonces magnate de bienes raíces también reportó pérdidas por 103 millones de dólares ese año, si bien los documentos no ofrecen detalles.

Los formatos revelan que Trump pagó una tasa impositiva efectiva de 24.5%, una cifra muy superior al casi 10% que el contribuyente estadunidense promedio desembolsa anualmente, pero inferior al 27.4% que promedian los tributarios que ganan un millón de dólares al año, según datos de la Comisión Conjunta de Asuntos Tributarios del Congreso.

Más información aquí