Durante la visita de Francisco Domínguez Servién, gobernador del estado, en Japón se consolidaron varias alianzas para el beneficio de Querétaro. Se anunció la instalación de Hayakawa, con una planta de ensambles de cables y arneses que comenzará a operar en el 2017, con una inversión de 45 millones de pesos y a su vez generará 300 empleos.

También se informó una negociación importante con representantes de Mizuho Bank, uno de los primeros en llegar a Latinoamérica; por lo cual este servirá para fomentar las colaboraciones entre el estado y empresarios japoneses.

Entre sus demás reuniones, destacan el encuentro con Taiyo Industry, Mitsubishi Materials, con Hitachi Automotive y Toyota Tshusho.