Con el propósito de proteger la salud de los estudiantes ante las altas temperaturas, la Unidad de Servicios para la Educación Básica en el Estado de Querétaro (USEBEQ), da a conocer las medidas preventivas implementadas en los planteles de Educación Básica para la temporada de calor.

Se recomienda que las actividades de educación física al aire libre, preferentemente deberán realizarse en las primeras horas del turno matutino y cerca de la hora de salida en el vespertino.

De igual manera, la autoridad educativa solicita a los alumnos que antes, durante y después de hacer actividad física o cuando se expongan a un medio ambiente muy cálido consuman agua suficiente para evitar la deshidratación; el agua que beban debe estar purificada, hervida o clorada.

Asimismo, cuando los alumnos se expongan al sol, pedirles en la medida de lo posible, el uso de gorra exclusivamente para actividades de educación física y utilizar crema protectora solar.

Cuando el calor sea mayor a lo normal se podrá posponer la actividad física para otro momento; en caso de llevarse a cabo que sea de menor duración, o también podrán realizarse movimientos de calistenia al interior del salón.

Si un estudiante presenta deshidratación, insolación o diarrea aguda, se deberá llamar a su madre, padre o tutor para que acuda al médico o Centro de Salud. Y en caso de que se presente un desmayo o insolación, se debe recostar de lado a la persona, en un lugar con sombra y marcar al 9-1-1 Emergencias.

Por último, se solicita atender las recomendaciones que emitan las autoridades de Salud y/o Protección Civil relacionadas con las horas de mayor intensidad de los rayos Ultra Violeta (UV).

Para cualquier duda o aclaración llamar al Departamento de Educación Extraescolar de la USEBEQ al teléfono (442) 238 6000 ext. 1953 o al 01 800 400 9800.