Un discusión  se suscitó el día de ayer entre usuarios de Red Q y el operador de la unidad, esto debido a que el maratón obstaculizaba la ruta y el conductor del camión decidió terminar su recorrido sin regresar el dinero ni haber dado a conocer la ruta con anterioridad.

Los usuarios molestos pidieron recuperar su dinero, a lo que el conductor se negó, hablando un par de veces con el concesionario que durante la primer llamada le indica que se de la vuelta y durante la segunda llamada se refiere a los usuarios de Red Q como “pinches indios pendejos”.