Para el cierre de año, en el municipio de Corregidora se contempla poder tener listos alrededor de 800 botones de pánico en las calles, paradas de autobús y por supuesto, en los comercios. Esto tiene como finalidad un contacto directo e inmediato entre las autoridades y la ciudadanía.

Los botones de pánico están conectados al sistema de emergencias y basta apretarlos para tener acceso a la seguridad.

Juan Rodríguez Aboytes, titular de Seguridad Pública de Corregidora, asegura que estas medidas son necesarias para blindar el municipio, al mismo tiempo que se promueve y se asegura mantener la paz en Corregidora.