El fabricante  de aviones Airbus tiene la solución para descongestionar el tráfico: un coche que puede elevarse y ser transportado en el aire por un dron, informa el portal Business Insider.

Denominado Pop.Up, el sistema coche-drón se dará a conocer en el salón Geneva Motor Show, que abrirá al público el 9 de marzo.

El componente clave de Pop.Up, diseñado en conjunto con la empresa italiana de ingeniería Italdesign, es una cápsula de 2,5 metros de largo y 1,4 metros de alto que se instala en un chasis alimentado por una batería, convirtiéndose en un coche eléctrico de dos asientos.

En caso de quedar atrapados en un atasco, los pasajeros pueden llamar al dron autónomo de ocho rotores usando una aplicación móvil y ser elevados por él, mientras el chasis quedará en tierra.

El modelo presentado funcionaría como un taxi. El usuario pide el Pop.Up, indica su destino y paga el viaje a través de una aplicación. La cápsula usará la biometría para identificar al pasajero y la inteligencia artificial para gestionar el viaje sugiriendo varias opciones de combinaciones de transporte para llegar al destino. Cuando no está en uso, el Pop.Up — incluyendo sus módulos terrestre y aéreo — regresa de forma autónoma a un garaje donde puede recargar su batería.

Airbus no proporciona detalles de lo que pasa con el chasis abandonado, y señala únicamente que la batería alcanza hasta un máximo de 100 kilómetros de recorrido.

Según Airbus, la cápsula incluso puede ser incorporada en otros sistemas futuristas de transporte, como Hyperloop.

“El sistema Pop.Up tiene como objetivo devolverle tiempo a los viajeros a través de una nueva forma flexible, compartida y adaptable de movilizarse dentro de las ciudades”, agregaron las empresas.

El Pop.Up es el segundo vehículo con capacidad de vuelo que está en fase de desarrollo. Una emprendedora china presentó en 2016 el dron volador EHang en CES, el cual ya está en pruebas en los cielos del estado de Nevada.

VIDEO