Una mujer en Estados Unidos recibió un par de sorpresas cuando fue a un hospital con dolor de estómago: tenía casi nueve meses de embarazo e iba a tener gemelas.

Por si eso era raro, más aún lo era que Shelly Magnani iba a tener dos niñas gemelas nacidas de la misma placenta, algo que sólo pasa una vez en cada 10 mil embarazos, según los especialistas, reportó la televisora local WHO.

Shelly fue a una clínica el pasado jueves con fuertes dolores en el estómago. Fue entonces que la clínica le dijo que tenía seis meses de embarazo. Pero cuando fue a recibir atención de urgencias a otra clínica en Des Moines, los doctores le dijeron que en realidad tenía 34 semanas y que esperaba a gemelas.

Gregg Lagan, un vocero del hospital que trató a la mujer, dijo que el cuerpo de la mujer no había cambiado de forma dramática debido al embarazo.

El parto fue por cesárea. Las dos niñas, Anna y Ava, están siendo monitoreadas por haber nacido muy pequeñas pero se encuentran hasta el momento bien. Ambas pesaron 1.8 y 1.3 kilos, respectivamente.

El que ambas estén bien también es por si solo un milagro. Los gemelos que nacen de una misma placenta son extraidos en hospitales semanas antes de que cumplan los nueve meses para que sean monitoreados.

Sólo hay una placenta y dos bebes en ella, por lo que ambos tienen que recurrir a la misma fuente de alimento. Tienen que compartir el espacio. En algunos casos uno de los gemelos podría estar más necesitado que el otro, lo que puede causar problemas”, dijo Lagan.

La madre de Anna y Ava dejó el hospital desde el pasado lunes.

rja