El niño de tres años de edad que era transportado por sus padres envuelto en bolsas de plástico y cobijas rumbo a Puebla murió por infarto al miocardio y ataque epiléptico, informó la Procuraduría General de Justicia (PGJ) local.

La madrugada del pasado domingo Silvia Reyes Batalla fue hallada con su hijo Miguel en brazos por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México en la estación de autobuses TAPO.

La madre de 25 años de edad refirió que desde que el menor nació presentó problemas cardiacos, por lo que decidió traerlo a la capital para su atención médica, sin embargo, al arribar a la terminal de autobuses de Oriente se percató de su fallecimiento.

Más información: aquí

Foto: Twitter (@C4jimenez).