Un hombre llevaba un arma; un segundo hombre había intentado antes deslizarse por otra puerta. Ahora se conocen nuevos detalles acerca de dos fallos recientes de la seguridad en la Casa Blanca.

El hombre que saltó una valla en la Casa Blanca la noche del viernes lo hizo a través de las puertas del Pórtico Norte y llevaba una navaja en el bolsillo del pantalón, de acuerdo con una declaración jurada del Servicio Secreto presentada este sábado.

Inicialmente, los oficiales creían que Omar González, de 42 años, de Copperas Cove, Texas, iba desarmado.

Y un hombre que no pudo detener su vehículo en un complejo de entrada de la Casa Blanca el sábado, después de que agentes pidieron que lo hiciera, había tratado de entrar previamente a pie, según The New York Times, que citó al portavoz del Servicio Secreto Ed Donovan.

El saltador

González es acusado de entrar ilegalmente un edificio o recinto restringido con un arma mortal o peligrosa, según las autoridades.

El cuchillo que llevaba en el bolsillo del pantalón era un Spyderco VG-10 plegable con un filo de tres y una media pulgada serrado, según una declaración jurada. El viernes, el Servicio Secreto había dicho que el saltador de la valla parecía estar desarmado.

González le dijo a un agente del Servicio Secreto “que estaba preocupado de que la atmósfera se derrumbaba y necesitaba llevar la información al presidente de Estados Unidos para que pudiera correr la voz a la gente”, según la declaración jurada.

The Washington Post informó que el abogado de González dijo que su cliente era un veterano de la guerra de Irak, que sirvió tres veces en el lugar.

Ningún perro guardián fue liberado para perseguirlo, que normalmente es un procedimiento estándar, informó el Post.

Un funcionario del Servicio Secreto dijo que él le gritó al intruso que s detuviera. González fue detenido poco después entrar por las puertas, según la declaración jurada. La primera familia no estaba en la Casa Blanca en el momento, pero otras personas sí.

El presidente Obama había salido apenas cuatro minutos antes, con sus hijas en un helicóptero desde el Jardín Sur para visitar Camp David.

González, que estaba bajo custodia la noche del sábado, comparecerá ante un juez este lunes. El cargo es punible hasta con 10 años de prisión.

Un vehículo irrumpe

El hombre detrás del vehículo que no se detuvo fue identificado como Kevin Carr de Shamong, Nueva Jersey. Fue arrestado y acusado de entrada ilegal, dijo el portavoz del Servicio Secreto Brian Leary. Carr tiene 18 o 19 años.

El incidente ocurrió en la entrada a las calles 15th y E, donde el conductor no se detuvo cuando el Servicio Secreto le ordenó hacerlo, dijo Leary.

El auto del hombre no golpeó las barreras de la entrada, y luego salió del vehículo, dijo Leary. Carr fue arrestado después de que se negó a salir, agregó.

El Servicio Secreto dijo que interrogará al personal y revisará las políticas y procedimientos de seguridad después del incidente en la valla.

La agencia dijo que su director, Julia Pierson, ordenó oficiales de patrulla adicionales en todo el complejo de la Casa Blanca. Esto ocurrió antes del incidente de seguridad del sábado.

“El Servicio Secreto está en el proceso de llevar a cabo una revisión exhaustiva del evento el viernes por la noche”, dijo el portavoz de la Casa Blanca Frank Benenati. “Y tenemos la certeza de que se hará con el mismo profesionalismo y compromiso con el deber que nosotros y el pueblo estadounidense espera (de) USSS (Servicio Secreto de Estados Unidos)”.