En el marco del día mundial del Síndrome de Asperguer celebrado el pasado viernes, la Secretaría de Salud del estado de Querétaro, dio a conocer la siguiente información.

El síndrome de Asperger es uno de los trastornos del espectro autista. Aunque los síntomas se presentan a una edad temprana, dicho síndrome  se suele diagnosticar cuando el niño está en edad escolar. Como ocurre con otros trastornos del espectro autista, se desconoce la causa específica.

Las personas con síndrome de Asperger tienen problemas con destrezas sociales, emocionales y de comunicación, además tienen conductas e intereses inusuales.

Algunas características que presentan los pacientes con este síndrome son: problemas para comprender los sentimientos de otras personas y para expresar sus propios sentimientos; dificultades para entender el lenguaje corporal; evitan el contacto visual; deseo de estar solos o querer interactuar pero no saben cómo hacerlo; tienen intereses muy específicos, a veces obsesivos; platican solo acerca de ellos mismos y de sus intereses; hablar de forma poco usual o con un tono de voz extraño; tienen dificultad para hacer amigos; se sienten nerviosos en grupos sociales grandes; suelen ser descuidados.

Asimismo, tienen rituales que se niegan a cambiar, como una rutina muy rígida para irse a dormir; realizar movimientos repetitivos o extraños; tienen reacciones sensoriales poco comunes.

Para realizar el diagnóstico un médico neurólogo pediatra o un neuropsicólogo llevan a cabo pruebas psicológicas como la de Wisconsin, de Trail-Making, escala de Stanford-Binet;.

Al brindar servicios de apoyo adecuados, las personas con el síndrome de Asperger mejoran la forma en que enfrentan y superan desafíos y pueden aprender a desarrollar fortalezas.

Las niñas o niños con síndrome de Asperger no tienen retrasos del lenguaje, y por definición, tienen un coeficiente intelectual al mismo nivel o superior al de la mayoría de los niños.

El manejo de estos pacientes se basa en terapias de lenguaje, terapias de conducta, así como medicamentos antidepresivos, de acuerdo con cada caso.

El Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer “Dr. Felipe Núñez Lara”, atiende alrededor de 10 casos por mes, los cuales, son referidos por la escuela del paciente para diagnóstico, o por instancias externas para valoración neuropediátrica.

Una vez evaluado y diagnosticado, se envía al paciente al Centro Estatal de Salud Mental, en donde se les brinda atención especializada. Además, a la familia del paciente se le brinda capacitación para la integración en las diferentes esferas sociales del paciente.