El tipo de cambio se ubicó ayer en su escala más elevada desde el 25 de julio de 2012.El peso tuvo una depreciación de cinco centavos, respecto al dólar, el cual cerró la jornada en 13.4950 pesos por unidad, en su modalidad interbancaria a 48 horas.

La debilidad que ha mostrado la divisa mexicana, según especialistas del mercado cambiario, se debió a la incertidumbre que ha prevalecido por la expectativa del aumento a las tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed); además del mayor nerviosismo preelectoral en Brasil; las protestas en Hong Kong y las tensiones geopolíticas en Siria.

Jorge Gordillo, director de análisis económico de CI Banco, explicó aExcélsior que el mercado ha tomado una posición pesimista acerca del porvenir de la política monetaria de EU.

“Aunque se ha hablado del tema,  nos hemos acercado a que sea inminente el cambio de esta política cuando los mercados empiezan a reaccionar.”

Recordó que la divisa mexicana tuvo un comportamiento favorable en las últimas semanas, incluso fue catalogada entre las diez monedas más fuertes a escala global.

Cambio de señal

“La política monetaria en EU provocó un exceso de liquidez en el mundo, la cual invadió a los mercados emergentes de inversión, entonces ahora la reversión de esa política implicará una restricción de liquidez y un aumento de tasas, lo que ha provocado que muchos de esos inversionistas, en su mayoría son especuladores o golondrinos, como les llaman, pues están regresando su dinero a los activos que tenían antes, en dólares.”

Lo que ha sucedido con el peso no es sólo un tema local, es una reversión completa de inversiones de activos hacia el dólar.

Así, la cotización del dólar frente a la mayoría de las monedas se ha apreciado y ha alcanzado escalas no vistas desde hace cuatro años.

Incertidumbre

“Los inversionistas tienen temor acerca de lo que hará la Fed, a la cual también ven indecisa, porque está buscando más información económica que le sustente este cambio en su política y esa falta de información provoca que el mercado tenga incertidumbre por la especulación y actúe de forma irracional”, expresó Gabriela Siller, directora de análisis económico financiero de Banco Base.