Aunque el ganador de la licitación del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro se conocerá hasta el 3 de noviembre, en la contienda sólo continúa el consorcio encabezado por China Railway Construction Corporation.

Por eso, si el concurso no es declarado desierto, el grupo tendrá sólo 36 meses para construir todo el trazo y las estaciones.

Una vez concluidos, iniciarán cuatro meses de pruebas sin pasajeros, que serán seguidas por otros 60 meses de pruebas extendidas, ya con pasajeros, en las que el grupo será responsable del mantenimiento y cualquier falla.