Quedarán prohibidos los macro medidores de agua para los condominios tanto horizontales como verticales en la entidad, así lo aprobó la comisión de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Comunicaciones de la legislatura local, esto derivado de las modificaciones realizadas a los artículos  241, 287 y 429 del Código Urbano.

En entrevista con el diputado presidente, Jorge Lomelí Noriega, señaló que ahora los nuevos desarrolladores podrán instalar la infraestructura para tener medidores individuales y así evitar los conflictos que se dan de manera muy fácil, ya que en algunas casas viven familias de dos personas y en otras llegan hasta seis lo cual genera inconformidad en el pago por el vital servicio.

Aseveró que la Comisión Estatal de Aguas (CEA), tiene la mejor disposición de individualizar el servicio.

“Me consta, yo he llevado a mucho condóminos, la CEA tiene toda la disposición de ir individualizando (el servicio), lo puede hacer también a petición del usuario”, señaló.

Detalló que para el desarrollador es muy fácil manejar una serie de líneas para abastecer una serie de casas, lo cual consideró, traerá beneficios, pues cada habitante pagará la parte que de verdad le corresponde.

“Este dictamen genera un alto beneficio social, ya que los mismos habitantes de los condominios califican como un problema constante el hecho de que hay condominios en los que se deja de pagar el suministro de agua porque tienen macromedidores y mediante este sistema, sin importar si en un hogar viven 10 personas o dos, tienen que pagar lo mismo por el consumo de agua, lo cual genera problemas graves, pues por  las inconformidades dejan de pagar y se les suspende el suministro de agua a los condominios en general”, manifestó.

El diputado panista recalcó que con la individualización hará más simple la administración del condominio, pues por cada vivienda se tendrá que acudir a las oficinas a realizar el pago correspondiente y no se entregará al administrador, como se hace actualmente.