Querétaro
se convierte en la capital del vino mexicano al albergar la Selección
de Vinos de México del Concurso Mundial de Bruselas, uno de los
certámenes vinícolas más importantes a nivel internacional, señaló el
gobernador del estado Francisco Domínguez Servién al inaugurar este acto
en la Finca Sala Vivé de Freixenet, en el municipio de Ezequiel Montes.

La
edición de este año lleva el nombre de “Siguiendo el camino de la vid:
el Bajío, Querétaro 2018”, en la que, del 7 al 12 de agosto, habrá cata,
recorridos por vinícolas, muestras gastronómicas y ponencias.

En su
intervención, el mandatario estatal destacó que Querétaro tiene una
producción de más de 3.5 millones de botellas de vino de excelente
calidad y es el primer exportador de vinos espumosos del país; asimismo,
indicó que en la región se siembran 500 hectáreas con vid, en tanto que
las bodegas asentadas en el estado ofrecen al mercado más de 150
etiquetas de alta calidad.

Por
ello, agradeció la confianza de los organizadores por haber elegido a la
entidad para ser sede de este concurso, e invitó a los presentes a
descubrir el potencial turístico de Querétaro, por medio de la Ruta de
Arte, Queso y Vino que hoy se consolida como el segundo producto
turístico de mayor relevancia para el estado, ya que recibe a más de 800
mil visitantes al año.

“Integra
el trabajo y la productividad de 28 bodegas productoras, 11 queserías
artesanales y más de 4 mil 850 habitaciones de hotel. Verdaderamente los
invito a descubrir todo su potencial turístico, que se resume en la
gran calidez de nuestra gente”, dijo el gobernador al referirse a la
Ruta.

Hugo
Burgos García, secretario de Turismo de Querétaro, subrayó que el estado
es un referente en materia turística, por lo que este Concurso
permitirá mostrar al mundo el potencial y la competitividad de la región
de vinos. También agradeció a la Asociación de Vinicultores de
Querétaro por la organización del certamen.

El
presidente del Concurso, Baudouin Havaux, dijo que el propósito
principal es defender al consumidor, pues permite destacar a los mejores
vinos de Mexico y, al mismo tiempo, fomentar la cultura del vino en el
país.

En el
acto inaugural, Carlos Borboa -presidente de México Selection- presentó a
los jueces procedentes de ocho países, quienes serán los responsables
de evaluar la calidad de los vinos mexicanos.

Desde
1994, el mundo del vino se da cita cada año en el Concurso Mundial de
Bruselas. Más de nueve mil vinos, de más de 46 países productores, son
evaluados anualmente por algunos de los más experimentados catadores del
planeta, con el propósito de reconocer a los mejores exponentes de la
industria internacional.

Esta
edición es la segunda que se lleva a cabo en México, pues en 2017 se
realizó en Guanajuato. La premiación de los vinos ganadores se llevará a
cabo en noviembre en la Ciudad de México.