Ante el incremento al precio de combustibles en el país, el gobernador Francisco Domínguez Servién, como parte del ajuste al incremento del precio de la gasolina, ordenó a sus trabajadores dejar de usar los vehículos oficiales fuera de los horarios de trabajo, de lo contrario, serán separados de su cargo.

Esta determinación se hará efectiva en todo el estado a partir del 14 de enero, como primera medida de austeridad ante el reciente incremento de los combustibles y aplicará sin excepción alguna, para todos los servidores de cualquier rango.

“He dado una orden para que desde el secretario,  jefes, directores, cualquiera que traiga un vehículo del gobierno del estado fuera de horas de trabajo. Después del viernes de dejar de trabajar, sábado y domingo, tienen que guardar el vehículo. Tienen que usar su vehículo propio, moverse en lo que puedan y quieran”, afirmó.

No obstante, aseguró que no aplicará para unidades de seguridad y salud siempre y cuando tengan servicios o labores, cualquier otra unidad en trabajo debe portar la autorización escrita del titular de la dependencia o Secretaría.

Agregó que la próxima semana hará un llamado a los Poderes Judicial y Legislativo para que también tomen medidas de autoridad.

En este sentido, dijo que con todo y el aumento la gasolina es más barata que en Argentina, Brasil, Ecuador o Costa Rica, no obstante, dijo que eso no es pretexto para el abuso.

Hizo un llamado a la ciudadanía para que, en caso de ubicar algún vehículo con logotipos de dependencia oficial circulando en fines de semana, lo reporte al Buzón Electrónico de denuncias, de la Secretaria de la Contraloría, disponible a través de http://www2.queretaro.gob.mx/contraloria/