La LVIII Legislatura del estado aprobó de manera unánime la desaparición del fuero.

Con Iniciativa de ley aprobada se reformará el artículo 38 de la Constitución estatal; por lo que “La comisión de delitos, por parte de cualquier servidor público, será perseguida y sancionada en los términos de la legislación penal”, se informa.

De esta forma, los diputados locales, los magistrados del Tribunal Superior de Justicia, presidentes municipales demás funcionarios públicos, e incluso el gobernador del estado, podrán ser sometidos a proceso penal en caso de ser requerido.

De esta forma, Querétaro se convierte en el segundo estado de la República Mexicana en eliminar el fuero. Siendo Jalisco el primero.