Para finales de 2018, dos ciudadanos harán un viaje alrededor de la Luna. Esta será la primera vez en 45 años que seres humanos irán al espacio profundo.

Los primeros turistas en viajar a la Luna podrán ver muy de cerca el satélite natural de la Tierra, pero no tocarlo.

Si todo sale como está planeado, la compañía espacial privada estadounidense SpaceX llevará a dos personas, ciudadanos privados, en un viaje alrededor de la Luna a finales de 2018.

Elon Musk, el multimillonario e inventor que es el gerente general de la compañía, así lo anunció este lunes y dijo que esos dos turistas “ya han pagado un depósito significativo”.

“Esto representa una oportunidad para que los seres humanos vayan al espacio profundo por primera vez en 45 años”, dijo.

Los pasajeros podrían hacer un bucle alrededor de la Luna, rozando la superficie lunar y luego viajar más lejos, pero la misión no implicará un aterrizaje lunar.

EU no ha enviado astronautas a la Luna desde principios de 1970.

“Al igual que los astronautas del Apolo antes, estas personas viajarán al espacio y llevarán las esperanzas y los sueños de toda la humanidad, impulsados por el espíritu humano universal de la exploración”, dijo Musk.

La nave espacial que hará posible esta misión tendrá su primer vuelo de prueba, sin tripulación, a finales de este año.

El siguiente vuelo ya contará con personas a bordo y se espera para el segundo trimestre de 2018 se lleve a cabo el viaje.

Elon Musk presenta la aeronave espacial Dragon V2Elon Musk dijo que su compañía hará todo lo posible para minimizar los riesgos, pero dijo que no se puede descartar ninguna falla.

 

Hay riesgos

Los dos pasajeros “viajarán más rápido y más lejos en el sistema solar que cualquiera antes que ellos”, aseguró Musk, pues desde hace más de 45 no hay un viaje tripulado tan lejano.

Musk se negó a revelar las identidades de sus turistas y se limitó a decir que se conocían e hizo una aclaración: “No es nadie de Hollywood”.

“Esperamos que llevar a cabo pruebas de salud y condición física, así como el entrenamiento inicial a finales de este año”.

También dijo que los primeros pasajeros “están entrando en esto con los ojos abiertos, sabiendo que hay un cierto riesgo aquí”.

“Ciertamente no son ingenuos y vamos a hacer todo lo posible para reducir al mínimo ese riesgo, pero no es cero”, advirtió.

Musk dijo que la cooperación con la NASA, ha hecho posible este proyecto.

Por ello, si la NASA así lo decide, tendrá la prioridad para participar en una misión de sobrevuelo lunar, dijo Musk.

 

 

Foto: Especial

Fuente: El Nacional