Starbucks, la cadena de cafeterías más famosa del mundo, nuevamente causa polémica. Ahora porque uno de sus locales en Riad, Arabia Saudi, prohíbe la entrada a las mujeres. Esto debido a que dentro del local se derrumbó un muro que separaba a los clientes solteros del área familiar.

Un cartel pegado en una ventana del establecimiento da el aviso a las féminas, diciéndoles que por el momento el acceso para las mujeres está restringido. Y para que ellas puedan comprar deben enviar por el pedido a sus choferes o algún otro hombre.

“Los paneles que separan a los hombres de las mujeres en el interior del café se han roto y por eso hemos decidido que lo mejor es no dejar entrar a las mujeres hasta que lo arreglemos”, justifican en el anuncio.