El panista Marcos Aguilar Vega, Presidente Municipal de Querétaro, utilizó para beneficio personal un helicóptero que fue rentado por el Ayuntamiento para labores exclusivas de Seguridad Pública.

La hora de vuelo de la aeronave –según dio a conocer el propio Edil cuando presentó el programa de patrullaje aéreo– costaba 27 mil 500 pesos.

Pero en diciembre de 2015, Aguilar Vega usó como taxi, en cinco ocasiones en menos de un mes, el helicóptero Bell 206 que rentó la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) para labores de vigilancia.

De acuerdo con fuentes directamente involucradas en la operación de esta medida, que pidieron el anonimato, la contratación de la aeronave fue impuesta al ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, Rolando Eugenio Hidalgo Eddy, por el ex Secretario de Gobierno municipal y hoy asesor del Alcalde, Francisco de Silva Ruiz.

En ésta, el Edil viajó a la CDMX en tres ocasiones, de ida y vuelta, y a Pachuca, Hidalgo, una vez, también en vuelo redondo.

El helicóptero se arrendó bajo los contratos DACBS/690/15 y DACBS/690/15-A en diciembre de 2015 a la empresa Helico de México S.A. de C.V., con un costo por contrato de 3 millones 836 mil 723 pesos. Tenía como fin realizar labores de seguridad en el municipio capitalino.

Un reporte de fiscalización de la Cuenta Pública municipal de Querétaro, correspondiente al segundo semestre de 2015, de la Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE), cuya copia posee EL QUERETANO, revela que el helicóptero de la SSPM no siempre se dedicó a los fines para los que fue rentado.

Las fuentes consultadas corroboraron que Aguilar Vega usó el helicóptero para fines personales entre el 2 y el 20 de diciembre de 2015.

Así, de acuerdo al documento, el 2 de diciembre de ese año, el helicóptero realizó un vuelo ejecutivo a la Ciudad de México y de regreso a Querétaro, según consta en la bitácora con folio 0538.

Sin embargo, en la bitácora se anotó el viaje como un “vuelo de vigilancia aérea”. “Se reportó que se realizó un vuelo ejecutivo a la Ciudad de México y de regreso a Querétaro, no obstante que en la bitácora con folio 0538, correspondiente al mismo día, se registró un tipo de vuelo de ‘vigilancia aérea’, señalando en el tramo 3 y 4 un vuelo de Querétaro a México y de México a Querétaro; es decir, fue utilizado para un fin distinto al objeto de la contratación”, señala la auditoría.

Un día después, el Alcalde Aguilar Vega volvió a usar el taxi aéreo para ir nuevamente a la capital del país y de regreso a Querétaro. El traslado también se reportó en la bitácora con folio 0539 como “vuelo de vigilancia aérea”.

El 16 de diciembre de 2015, el helicóptero voló por tercera ocasión a la Ciudad de México y, en esa ocasión, al Edil se sumaron como pasajeros el Secretario de Servicios Públicos Municipales, Alejandro González Valle, y el regidor panista Enrique Correa Sada, según consta en el reporte.

Este vuelo también fue reportado como “de vigilancia” en la bitácora de vuelo revisado por la ESFE.

Además, de acuerdo con la entidad fiscalizadora, se realizaron dos vuelos más registrados como “de traslado” en las bitácoras 556 y 557 los días 19 y 20 de diciembre 2015, de Querétaro a Pachuca, Hidalgo.

Cuando se dio a conocer la renta del helicóptero, Aguilar Vega afirmó que su administración invertía para la paz de Querétaro, pero no fue así.

Con información de La Capital MX