El exlíder militar bosniocroata Slobodan Praljak murió hoy en un hospital de La Haya después de haber ingerido veneno mientras escuchaba cómo el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) confirmaba su condena a 20 años por crímenes de guerra, según medios croatas. Informó Excélsior.

Praljak, que había apelado la condena dictada contra él en 2013 por crímenes en la Guerra de Bosnia (1992-1995), bebió un líquido que guardaba en un recipiente mientras el tribunal ratificaba la sentencia, tras lo cual la vista fue suspendida.

El general Praljak no es un criminal de guerra y rechazo con desprecio ese veredicto”, declaró Praljak al escuchar la sentencia, tras lo que bebió algo de un recipiente que tenía guardado en la mano.

Más información aquí